Mi intención es expresar abundancia, una abundancia rural, latina y tropical.

El tema central son mujeres de cuerpos voluptuosos, grandes afros y manos generosas. Mujeres de rasgos mestizos, ojos alargados y piel trigueña.

El ambiente es creado por colores cálidos y formas redondeadas que se manifiestan en flores, frutas maduras y patrones en telas y en fondos que evocan un entorno criollo de tierra caliente.

La composición no muestra perspectiva formal, todo ocurre casi en un mismo plano donde la figura femenina ocupa la mayor parte del formato.

La obra no presenta una realidad específica ni figuras realistas, sin embargo mi fuente de referencia es la belleza, real, que encuentro en la mujer común.